Self-care tips: 8 ideas para cuidar de ti misma

Actualizado: 16 sept


Entre el trabajo remoto y la vida cotidiana del siglo XXI, nuestro día a día se ha transformado estar frente a una pantalla 24/7. Es más importante que nunca practicar tu merecido autocuidado y en Apapacho somos fieles creyentes de que seguir sencillos consejos (pero consistentes) de autocuidado puede hacer maravillas para tu salud mental, física y emocional.


Aunque puede ser retador programar una cita para un "Me time" en nuestros ajetreados horarios, es muy importante que encuentres formas de desconectar y desestresarte con regularidad. Hay muchas cosas que puedes hacer para sentirte mejor, y todo ello sin tener que salir de casa.


Recuerda que el self-care es la columna vertebral de una mente sana. Invertir tiempo en esta área puede ayudarte a evitar que se desarrollen o progresen problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad.


¿Sabías que la pandemia por COVID-19 provocó un aumento del 25% en la prevalencia de la ansiedad y la depresión en todo el mundo?


Como puedes ver, es una parte esencial del bienestar. Por eso, en este artículo te dejamos varias ideas para reducir el estrés y encontrar el equilibrio que necesitas.


1. Desconéctate


Crea espacios en tu día en los que puedas desconectar de todo. Sabemos que esto es un reto, pero a veces necesitamos un descanso de todos los aparatos electrónicos.


Bloquea aunque sea una hora en la que lo apagues todo. Eso significa que no hay correos electrónicos, ni Internet, ni llamadas.


Coge un libro ,acurrúcate en tu pijama favorita. Prepara una taza de té caliente y sumérgete en tu espacio favorito de tu hogar.


Te puede tomar tiempo acostumbrarte a seguir consistentemente estos tips, pero con el tiempo llegarás a saborear estos pequeños momentos más de lo que te imaginas.


2. Prueba la atención plena

La atención plena, por definición, es la capacidad humana de estar plenamente presente y ser consciente de dónde estamos y qué estamos haciendo.


Se trata de mantener la cabeza despejada y tratar de permanecer en el momento.


Cada vez que tomas conciencia de lo que estás haciendo, estás practicando la atención plena. También hay innumerables aplicaciones disponibles, por si necesitas un poco de orientación.


En nuestro artículo pasado, te brindamos consejos para empezar a practicarlo.


3. Dedica tiempo al cuidado personal


Cuando estás estresada, a veces es difícil obligarte a lavarte la cara antes de acostarte o a cuidar tu piel. Pequeñas cosas como bañarte con tu jabón corporal favorito o vestirte con ropa que te haga sentir bien pueden tener un impacto significativo en tu bienestar.


También te recomendamos que reserves un tiempo, quizá una vez a la semana, para una rutina de cuidado personal más intensa o para consejos de self care. Cosas como hacerse una mascarilla facial, darse un baño largo y simplemente bajar el ritmo durante una hora más o menos, te dan la oportunidad de recargar tu batería mental.


A nosotras nos gusta acurrucarnos en seda después del baño, y dejarnos llevar por la comodidad con un buen libro y una mascarilla.



4. Cuida tus límites


Aunque ser amable y ser servicial son dos elementos que pueden hacernos sentir bien, hay una diferencia entre repartir amabilidad y alegría y ser alguien al que siempre se muestra disponible para todo.


Cuando nuestras defensas están bajas -debido a la falta de descanso o a la baja autoestima-, puede ser difícil establecer límites.


Sé fuerte y no dejes que te pisoteen. Comunica cuándo no tienes tiempo para encargarte de ese proyecto extra o planificar las fiestas de cumpleaños en el trabajo. Aprende a decir no a las cosas que no te hacen bien, o que interfieren en tus propios objetivos y éxitos personales.


5. Limita el tiempo que pasas en las redes sociales


Las redes sociales pueden ser divertidas, y son una forma excelente de mantenerse al día con las personas que no siempre tenemos la oportunidad de ver.


Pero pasar regularmente demasiado tiempo en ellas puede hacer que nos sintamos negativos.


Es difícil no compararnos con las vidas aparentemente perfectas de quienes seguimos, aunque en el fondo sepamos que las imágenes están filtradas y elaboradas. La gente tiende a poner su mejor cara, compartiendo las vacaciones y los hitos felices sin nada de lo difícil.


Por ello, puede hacer que te sientas aún más solo cuando tienes problemas. Ya lo hemos dicho, pero tomarte un descanso de las redes sociales o limitar las consultas a tal vez una o dos veces al día puede ayudarte a centrarte y valorar lo que te rodea inmediatamente.


Este tipo de consejos de autoayuda pueden salvarte de la negatividad que supura la comunidad de las redes sociales.


6. Haz ejercicio físico


El ejercicio regular te mantiene físicamente en forma, fortaleciendo el corazón y los pulmones y reduciendo el riesgo de padecer enfermedades comunes. El ejercicio diario también puede ser una forma saludable de mejorar tu estado de ánimo y reducir la ansiedad y el estrés.


Ya sea corriendo, bailando, montando en bicicleta o nadando, sólo 15 minutos de ejercicio de bombeo del corazón ayudan a liberar serotonina, haciéndote sentir feliz y relajado. Si necesitas tomártelo con calma, no te preocupes; los estudios han demostrado que incluso los movimientos más pequeños, como caminar de forma casual, pueden hacer maravillas para combatir la depresión y mejorar tu estado de ánimo.


7. Asegúrate de que comes bien


La comida desempeña un papel muy importante en cómo nos sentimos. Si pasas demasiado tiempo sin comer, lo más probable es que empieces a tener hambre.


Nutrir tu cuerpo con los alimentos adecuados es una de las formas más básicas de cuidarlo. Ha llegado el momento de replantearte cómo estás enfocando tu dieta. Invertir en ingredientes de alta calidad y aprender a cocinar comidas sencillas pero saludables, en lugar de recurrir siempre a los alimentos procesados, es un excelente punto de partida.


Limita tu consumo de alimentos azucarados y carbohidratos procesados. Opta por verduras frescas, frutas, cereales integrales y proteínas magras.




8. Duerme lo suficiente


Este es uno de los consejos de self-care más importantes que puedes tener para tu bienestar.


La mayoría de las personas necesitan unas ocho horas de sueño, más o menos, dependiendo de las necesidades de tu cuerpo. Aunque puede ser tentador quedarse despierto hasta tarde viendo episodios extra en Netflix o responder a unos cuantos correos electrónicos de última hora, no vale la pena.


La privación crónica de sueño puede contribuir a la depresión, la ansiedad y el bajo rendimiento laboral.


Para asegurarte de que duermes bien con regularidad, deberás desarrollar una rutina. Asegúrate de que te acuestas a la misma hora cada noche.


Evita utilizar los aparatos electrónicos demasiado cerca de la hora de acostarse. Las pantallas retroiluminadas pueden interferir en tu ciclo de sueño.


En su lugar, intenta leer un libro físico antes de dormir.


Además, deberías tomarte un tiempo para relajarte antes de irte a la cama.A algunas personas les gusta hacer ligeros estiramientos, ejercicios de respiración, o tomar un baño caliente.


También deberás evitar pasar demasiado tiempo en tu dormitorio fuera de las horas de sueño. Tu cama es para dormir y relajarse, y como tal, es inteligente entrenar a tu cuerpo para que considere este espacio como sagrado.


Invierte en una manta con peso, fundas de seda, e incluso un antifaz para dormir.


Añade un elemento adicional a tu rutina de sueño y consigue un pijama que te guste -nosotras tenemos debilidad por nuestro Sleepwear Collection-. La cuestión es que tienes que crear un espacio cómodo, tranquilo y oscuro para dormir lo mejor posible.


Recuerda que en Apapacho estamos para ayudarte a que mejores tu calidad de vida, todo inicia desde cómo dormimos. ¡Encontrarás pijamas y mucho más para ti!

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo